Las mentiras en este otro 23 F

No podemos decir que esta semana conmemorativa de aquel intento fallido de golpe de Estado de 1981, se haya limitado sólo a tal efemérides, ni mucho menos. Hemos tenido casi de todo, hasta unas notas folclóricas del mundo del arte, folclórico sin ánimo de ofender a ese género artístico, sino porque dos de sus integrantes, que en el pasado tuvieron sus días de gloria, han aparecido en estos momentos con una nota si no graciosa, dada la repercusión que puede tener, si que es estrafalaria, esperpéntica con perdón de don Ramón. Y está relacionada con el Covid 19, cómo no? Se trata de la doctrina acuñada por la pareja Abril/Bosé que, a través de algunos medios de comunicación, han divulgado su intención de no vacunarse, haciendo burla además, desacreditando los efectos positivos que pueda tener la vacuna. Victoria Abril y Miguel Bosé, tienen a su favor la popularidad con la que cuentan, lo que da credibilidad a todo cuanto digan, aunque sean barbaridades sin ninguna justificación legítima más que la de su propia opinión. Qué la vacuna, no sirve porque aun no se conocen los efectos secundarios, que nos están utilizando como cobayas para experimentar al tiempo que las industrias farmacéuticas se inflan a ganar dinero, que no hay argumentos científicos que avalen el efecto de las vacunas, etc. Todo esto, crea alarma sobre todo entre los escépticos que siempre abundan y hablan de conspiraciones. Por lo general, el escepticismo cuaja mucho mejor entre los peor informados, los que no leen periódicos, ni libros que no sean de entretenimiento. Los que se informan incluso con más de algún periódico, incluso revista científica, son tratados de incautos que quieren creer lo que les dicen desde esos medios. La paradoja existente es que, tanto escépticos desinformados como crédulos con información, pueden ser igualmente engañados. Por poner un ejemplo que en estos días también ha adquirido notoriedad. Hay un país que no se llama “jauja”, tiene por nombre Canadá. Paradigma de orden, respeto por la diversidad ambiental y los derechos humanos, calles inmaculadas las de sus ciudades. Es el ejemplo a seguir, todos quisiéramos tener “una casita en Canadá”, canción popularizada en los años 60 (del pasado siglo? pues claro, de cuándo si no?) La cantaba Elder Barber. Bien, pues de Canadá nos llega la noticia del daño irreversible que causan sus empresas extractoras de recursos naturales en las selvas de Centroamérica, y de propina, las salvajes violaciones que han hecho a mujeres nativas, el personal de estas empresas. Sin embargo, a nadie se le ocurre hablar mal de Canada, todo lo que allí se hace está bien y lo aceptamos, pero lo cierto es que, a veces aparecen en los medios alguna de sus lindezas que ponen los pelos de punta.

Lo del golpe de Tejero, es otro cantar como asegura Javier Cercas en su artículo de este 23 de febrero : no hay ningún secreto en lo que se refiere al golpe de Estado de aquel año 1981. Decepcionante para los estrategas de la mentira, como argumento para validar cualquier cosa: todos creen en ella, de ahí su éxito, alimentándola cada año, con un nuevo dato, este sí “desvelado” como gran secreto nunca antes sabido. Lo nunca antes visto, como en el circo.

Resulta atractivo siempre, decir que no sabemos todo lo que ocurrió. Para cierta prensa, los atentados de Atocha del 2004, desde aquella primera fase en que fueron atribuidos sin dudar un ápice a ETA por parte del gobierno del Partido Popular de entonces, temeroso de que los atentados buscaban dar un vuelco a las elecciones de aquel año en favor del PSOE. Hasta ahora mismo, si bien ya con menos énfasis, se ha seguido diciendo que no estaba todo dicho, durante semanas, meses incluso, aparecía nuevos datos aportados por los investigadores de ese diario de Pedro J., cuando no sacaban algo de la famosa furgoneta “Cangoo”, lo hacían de algo que indefectiblemente para ellos conducía a ETA.

Con el golpe de Estado de Tejero, hemos sabido y sabemos lo fundamental: los autores, cosa que parece insuficiente para cierta izquierda y así, poder seguir difundiendo que el verdadero responsable del golpe fue el rey Juan Carlos I, que lo urdió e inspiró, para salvar la legitimidad monárquica y de paso ya, la democracia. Esta teoría la utilizaron en su favor, los propios golpistas, para defenderse ante el tribunal que los juzgó con el argumento de la obediencia debida a su jefe, el propio rey.

Las mentiras sirven sobre todo, para calmar los ánimos y dar tranquilidad a quienes creen en ellas. Lo cierto es que en ambos casos, los mentirosos han quedado con el “culo al aire”, con perdón: los Aznar, Acebes y El Mundo como paladín de la “prensa de investigación”, quedaron desacreditados ante la evidencia de la autoría de los islamistas. Del rey Juan Carlos I, pues miren Vds. el lamentable estado por el que pasa, y no por la edad, sino por sus escándalos, no son la mejor coyuntura para romper lanzas en su favor, pero lo cierto es que fue Juan Carlos I, rey de España entonces, quien paró el golpe. Por ello, todo el país estuvo mudo hasta después de su discurso, cuando ya con cierta tranquilidad, el pueblo se echó a la calle para protestar por la asonada gamberra de Tejero y compañía. Y no quedando todo el protagonismo de aquel fracaso en favor del emérito. Un hecho del que no se habla en demasía, fue el sentido que tomó aquella jornada con el papel de aquellos tres hombres que haciendo frente a las armas de los golpistas, se negaron a obedecer sus mandatos arrojándose al suelo como ratas cobardes, tal como hizo toda la cámara, incluidos nuestros futuros nuevos paladines de la democracia, Gonzalez, Guerra, Fraga y compañía. Aquellos tres temerarios hombres de los que tan poco se habla, eran los tres del antiguo régimen franquista, dos de ellos del bando vencedor de la guerra, el falangista Suárez y el general Gutierrez Mellado, el otro pertenecía al bando perdedor y perseguido a muerte por Franco. Ninguno de estos tres hombres, besó el suelo.

Por todo ello, bien hubiera estado la presencia en España de Juan Carlos, para haberse unido a la conmemoración de la efemérides, y haber rememorado algún aspecto de aquel día, como el de aquellos hombres que se enfrentaron a la turba golpista y sus metralletas, mientras él pensaba desde la Zarzuela sobre “qué hacer”, silencio aquel que sirvió de argumento a los conspiranoicos para especular sobre lo que estaría haciendo el monarca, y lo que hablaría con los generales. Todo ello, sirvió para alimentar la teoría de la participación del rey. Claro que participó, nadie puede dudarlo ahora, pero entrar en especulaciones de si pensó en algún momento hacerlo de manera diferente a cómo sucedió, son ganas de marear la perdiz. Participó, claro que sí, y lo hizo en beneficio de la democracia.

Sin embargo, no estuvo en España, por mera cobardía, pues nadie le podía prohibir su presencia ni su propio hijo. Y así, quedó peor de lo que ya estaba. Su descrédito aumentó en grado sumo, a lo que cabe añadir su última actuación, la entrega a la Hacienda española de 4,4 millones de euros prestados por sus amigos, alguno de ellos como su primo Alvaro de Orleans, rama dinástica de los Borbones, enemigas ambas en otro tiempo, figurando un Orleans como aspirante en la actualidad a la Corona de España y otro Orleans, más lejano en el tiempo, figurando entre los diputados de la Convención que votaron a favor de la guillotina contra el Borbón Luis XVI cuando la Revolución francesa.

Como dice el científico Javier Sampedro, parece que la gente en este país está empezando a leer la prensa. Bien!!!

Con “peinetas” a Nadal ….

Lo de la reconstitución muscular de Rafa Nadal, su espalda que no se le arregla y que le está llevando a “una situación límite”, habiendo bajado “un 4% la punta de velocidad de su servicio respecto a 2020”, son todo ello, datos que parece increíble que se puedan obtener. Hombre, los médicos sí que saben de músculos, desde hace mucho tiempo sin duda. Otra cosa ya es lo de la velocidad del saque, los porcentajes de su efectividad y la caída de ésta de un año a otro. Todo eso es posible saberlo hoy en día, sobre todo los muy puestos en técnicas tenísticas y, sobre todo por los avances tecnológicos. Los que tenemos unos años, recordaremos, supongo que no seré el único, cómo era la actuación en la pista de gente como Santana, Gisbert, McEnroe, Bjöm Borg, etc. Si se les producía alguna lesión, sólo el fisio era el encargado de tratarla y luego vuelta al juego. Los porcentajes y mediciones de velocidad de las bolas no existían, faltaba tecnología para determinarlo. Ya no digamos lo del “Var” y su ojo de halcón: lo del “ojo avizor”, “jeux d´enfants”. De acuerdo, hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad, decía un antiguo cuplé castizo. Puede llegar el día en el que ya no nos preocupe tanto el juego de una máquina humana del deporte, como su estado físico, siempre necesariamente requerido al 100%, caso contrario el camino hacia el drama se estaría trazando. Y los aficionados al tenis qué tienen que decir de tanta grandeza conseguida? Quien esto escribe, fue asiduo a los partidos de tenis en TVE, gracias a los cuales aprendimos sobre todo a distinguir entre un “juego” y un “set” y cuántos de cada uno de ellos eran necesarios para ganar un partido. Estoy por asegurar que nosotros no hubiéramos tenido la sutileza de esa aficionada de Melbourne que, en un partido de Nadal, tal vez ante algo que no la gustó, gesticula con la mano, sacando uno de sus dedos hasta hacerlo visible y dirigiéndoselo al español. Con o sin sutileza, la vulgaridad de la señora tuvo su respuesta al ser expulsada de la cancha. Ignoro de dónde procede esa costumbre de sacar el dedito y dirigirlo contra alguien, siempre acompañado de un gesto airado cuando no, agresivo. Aquí, en nuestro pais donde las buenas formas de algunas personas, se manifiestan con ese gesto llamado “peineta”, manchando con él, la famosa peineta que en momentos señalados, lucen algunas señoras para destacar una determinada estética, mientras que aquellas la utilizan generalmente desde la ventanilla de un coche, tanto por señoras como por caballeros, y se la dirigen a otro/a conductor/a de otro vehículo. Incluso los más ambiciosos en su vulgaridad, emiten algo parecido a un rebuzno de asno, añadiendo un “jódete”, “por tu puto culo” y cosas así, y basta de grosera publicidad. Todo esto, queramos o no, es importado íntegramente de la basura industrial cinematográfica actual, que nos envía el pseudo cine made in USA”, con la que “nos machaca y nos entretiene. Es penoso que, habiendo tenido el privilegio de gozar de una de las mejoras cinematografías de siempre procedentes de ese país, su actual industria de cine haya degenerado hasta límites increibles de vulgaridad, de “y más de lo mismo”. Sin embargo, a la gente le gusta, y seguro que no estarían de acuerdo con lo que les digo. Me pregunto si esta creciente ola de vulgaridad, estará motivada por los efectos nocivo-psicológicos que nos está produciendo la Covid 19.

Podemos añadir a lo anterior, para aderezar lo fatuo y vulgar si esta “nueva ola” estará o no, auspiciada por esas joyas que la pandemia está ayudando a crecer más y más, las queridas plataformas de cine en “main stream Netflix”, que además de forrarse de dólares y de acabar con las salas de cine, están sirviendo para fijar nuestros culos al sofá, produciendo un nuevo objeto al que llamaríamos “culosofá”, consiguiendo que entre ambos se produzca una simbiosis y un flujo intercambiable de fluidos, corriendo el peligro de una fusión pétrea. Creamos en la salvación.

Morcillas pandémicas pre navideñas II

“No te lo puedo decir….” Risas, del público, del presentador, Pablo Motos…es la repuesta que Rafa Nadal da a la pregunta de Motos: “Qué cambiarías de España si pudieras?” Y el tenista no se moja, no sabemos qué es lo que no puede decir pero que todos han reido con mucha fruición, empezando por el Motos, quien dice que “está bastante claro lo que Nadal no dice, si no a qué vienen las risas? Ellas parecen ser el acuerdo que todos, público y Motos, tienen de la omisión de responder del tenista. Ignorando qué es aquello que al tenista no le gusta de España, pero que no puede divulgar en público, tampoco sabemos, yo al menos, de qué pie cojea (por el bien de sus triunfos en Roland Garros, ojalá que ninguno), al menos en lo político. Pero sí recuerdo algo que dijo, supongo que habrá dicho más cosas, y fue a raiz de la victoria de Pedro Sánchez en la moción de censura contra Rajoy, y fue aquello de “que él prefería que las victorias políticas se obtuviesen mediante elecciones, dando por irregular al menos, que fuese el Parlamento quien decidiese, como así ocurrió. Es decir, para el tenista, que no tiene porqué ser un experto en derecho constitucional, un cambio de gobierno sólo era válido si eran las urnas las que decidían. A partir de ahí, toda la caverna ideológica tanto la política como la mediática de la derecha española, inició su acoso y derribo de Pedro Sánchez y sus apoyos en la investidura. Eran unos “okupas”, estaban ahí de mala manera, no eran limpios, buscaban apoyo en “terroristas” e “independentistas”, etc. Y todavía siguen en su acoso, porque este gobierno, ya en plena coyuntura de aprobación de presupuesto, tienen que irse, pero ya. Por ello, señor Casado (perdonen que omita el artículo “el” cuando me refiera al “lider” de la derecha. Ello me hace creer que converso con él), pues sí, señor Casado cada vez que habla del gobierno dice que van a estar ocupando ese lugar hasta que él, consiga arrojarlos al fuego eterno.

Sinceramente, señor Casado es un personaje muy cómico y bastante torpe, sobre todo al elegir a sus torpederas, primero la señora Alvarez de Toledo, hiriente en sus afirmaciones contra el gobierno, pero con mucha eficacia, tanta que Casado la tuvo que echar al banquillo de los torpes, porque sabía más que él, y lo iba a desalojar de su liderazgo. Y siguiendo con las torpezas de Casado, ahora tiene a esa bestia parda cargada de malicia y de odio contra Sanchez, que también amenaza con desalojar a Casado de su puesto, la tal Ayuso, especie de Juana de Arco, víctima de todos contra ella, pero que hace mucho daño, se siente muy arropada por los españoles (por aquellos que no forman parte de los 26 millones que habría que fusilar. Tiene guasa lo del militar, incapaz de disfrutar de su jubilación con tranquilidad, tal y como se le pide a un jubilado). Es penoso ver a Casado endemoniado con Sánchez por no poder echarlo a la cuneta, mientras que a él, se lo va a cargar su fuego amigo, de amigas en este caso. Y qué decir del resto de la derecha, la ultra que le quita votos al PP y la otra que se autodenomina, centro derecha, los Cs de Arrimadas. Y esta mujer, otra visionaria, que recordemos ganó las elecciones en Cataluña y prefirió venirse a Madrid, a pelear por España entera sufriendo la gran “débâcle” electoral que casi hizo desaparecer a su partido en las elecciones generales.

Mientras tanto, un gobierno de coalición, algo desconocido en España, está sirviendo para dar en primer lugar, una coherencia a la diversidad ideológica existente; en segundo lugar, está sirviendo para dar participación política a los que estaban al margen de las instituciones, “filo etarras” de Bildu e independentistas catalanes, además de republicanos, ERC, pero que están resultando más constructores de la vida política que la empresa “Derribos Casado” y populacheros de VOX, que no firman nada donde se haya puesto su rúbrica los de la “antiEspaña”, los de la coalición. Por su parte, Podemos, aliado del PSOE, recibe los parabienes de la “tripartita” derecha retrógrada, que enciende los fuegos que calientan las cabezas de los jubilados militares, y señalan a Iglesias como el que maneja las riendas de la cuadriga gubernamental, conduciendo a España al desastre. Bien pues de momento, ahí está el apoyo a los presupuestos, que ha sido superior al recibido por Sanchez en la investidura. Y es que la política consiste en negociar, eso es la política incautos.

Señor Casado: dimita por favor

Cuántas dimisiones habrá pedido señor Casado, el lider del Partido Popular desde que “se colocó” en la dirección del partido? Todos los que hacen algo que él no aprueba debe dimitir. Ha debido calcular que si consigue que dimitan todos los que a él no le gustan, o al menos, si no dimiten, que se vean mermados en su futuro político, ello por un cálculo matemático simple, le allanará a él su ruta hacia la Moncloa. Porque, no olvidemos que a este hombre la Moncloa le tiene obsesionado. Desde que se ha convertido en el “voceras” más ruidoso que tiene el partido en el que milita, a cuantos ha pedido ya que se vayan? Recordemos al nefasto Aznar y su “váyase “sor” Gonzalez una y mil veces se lo dijo.
El largo “via crucis” de Casado en su quimérico intento de echar a todo el que se metiese en la Moncloa, le tiene que estar produciendo el mismo dolor que le producía a Jesucristo el recorrido aquel hacia el Calvario, con la diferencia de que aquel esperaba redimir con su gesta a todos sus hijos, mientras que señor Casado, el hombre sólo recibe reveses. Y nadie a quien él haya incitado a marcharse, le ha complacido. Se ve que señor Casado no tiene dotes persuasivas.

Mientras tanto, señor Casado, recordemos cómo se instaló en el liderazgo de su partido. Le conminaron a que acabase sus estudios que los tenía a menos de la mitad. Sus tutores o profes le convalidaron en unos meses varios cursos de derecho, esa carrera que estudia todo el mundo en España, porque vale para todo. Luego consiguió unos “masters” en la Juan Carlos I, comprándolos, dicen algunos, pero eso no puede ser porque sería muy mal ejemplo para esa universidad o lo que sea. El caso es que consiguió varios papeles con el membrete de ese centro de estudios, los plantó desplegados en una mesa para que los reporteros comprobasen “fehacientemente” su veracidad, pero impidiendo que nadie osara tocar dichos papeles. Menudo pájaro, pese a lo cual, haciendo gala de un cinismo y desvergüenza muy característico en el hombre, sigue pidiendo a todo el mundo que dimita que “los españoles no se merecen eso que hacen los otros”, mientras que piensa que esos mismos españoles a los que él defiende con uñas y dientes, le pasan por alto a él todas sus mentiras. Ha acusado al presidente Sánchez de criminal y culpable de los muertos por el Covid 19, ha acusado al actual gobierno de coalición de “okupas” por no haber sido elegidos en unas elecciones democráticas, como las que él desea, en fin, así es este tipo. Un auténtico cínico con la cara más dura de la comarca. Señor Casado, es Vd. un mentiroso antológico, cállese de una vez y haga algo y si no lárguese.

Hay vida más allá de Covid 19

Al profesor de Historia del Pensamiento de la Complutense, señor Elorza, le resulta chocante la “insensibilidad de la opinión pública española” ante los problemas internacionales que, además se ve agravada por lo que él entiende que le ocurre a la izquierda española, ser poseedora de un “pensamiento autodenominado progresista”. De sus palabras se deduce que sólo la izquierda tiene que ser la que esté al día de lo que pasa en el mundo. Entra luego Elorza en lo que está siempre ducho, su tradicional galimatías encriptador, es decir, que dice las cosas para que, debidamente haga uno uso de un manual de historia o, en su caso de la Wikipedia, que saca de apuros en menos que canta un gallo.

Sí que hay que agradecer al profesor Elorza, que escriba para quien pueda estar interesado en conocer los últimos acontecimientos internacionales y olvide ya por un tiempo la pandemia, el virus y los confinamientos. Basta ya.

Sí que tiene razón en atribuir a la opinión pública española, no sólo desinterés por lo que ocurre más allá de lo Pirineos, incluso me atrevería a creer algo más. En el artículo del catedrático, aparecen nombres propios y acontecimientos, que despertarán el interés de algunos, pero es dudoso que sean muchos. De la tragedia siria, con su guerra civil desde 2011, nadie habla, ni del apoyo de Rusia al régimen de Bashar al Assad, pese a sus métodos criminales con su pueblo; o de Túnez y sus dificultades para templar la virulencia islámica; y qué decir de nuestro próximo aliado en la UE, Turquía imperial, pais laico hasta la llegada de Erdogan y ahora hacia el radicalismo islámico. Su tradicional enfrentamiento con Grecia, le ha llevado recientemente a una fechoría incalificable, la de borrar todo vestigio de lo bizantino en Santa Sofía, al ocultar los iconos que posee por ser contraria su presencia al culto musulmán, que ahora ya lo es. Claro que aquí en España, eso mismo lo hizo la Iglesia española al cristianizar un edificio musulmán, la Mezquita de Córdoba, construyendo al lado una iglesia católica.

Ocurre que nuestro próximo aliado en la UE, Turquía, quiere ocupar su propio lugar en el Sol, sus ansias imperialistas le conducen a demostraciones sobre Grecia y Chipre, en el mar que todos comparten.

Y qué decir del conflicto entre Armenia y Azerbaiyan por el entorno de Nagorno Karabaj, de mayoría armenia. No olvidemos para quien no lo sepa: Armenia, es cristiana ortodoxa, siempre estuvo apoyada por Rusia por su afinidad religiosa. Azerbaiyán en cambio musulmana, recibe el apoyo de Turquía para superar la afrenta que sufrió al perder la guerra con Armenia en 1991-94 y poder recuperar ese territorio de Nagorno Karabaj y expulsar de allí a los armenios. Parece que el islamismo turco pretende revivir el genocidio que realizó sobre los armenios en 1915. Recuérdese que en ese año, Turquía era todavía el Imperio otomano, que peleaba en una guerra, la Gran Guerra, del lado de los otros Imperios europeos, el alemán y el austro-húngaro, siendo todos ellos derrotados y deshechos sus imperios. Sin embargo, los otomanos, si no tuvieron fuerzas suficientes para batirse contra los aliados anglo-franceses y otros, sí que tenían coraje para liquidar a los armenios, cuya cifra de muertos está en discusión y los turcos niegan.

Volviendo al principio, el de la insensibilidad de la opinión pública española que dice el profesor Elorza, ya es mucho decir que exista en este pais nuestro una opinión pública, rasgo ese de una población que se interesa por lo que ocurre fuera de nuestras fronteras, lo cual no es el caso. Hace falta que exista interés por lo de fuera, lo cual conduce a querer conocerlo, saber qué pasa por ahí, y escuchar lo que otros dicen, confrontar las opiniones, construir un criterio que sea el nuestro, el propio, no el de los demás. Aquí lo que suele hacerse es escuchar la opinión de nuestros adeptos políticos, aquellos a quienes votamos y lo que ellos digan con ello nos quedamos. Las opiniones ajenas, leídas o escuchadas, no pasan de referirse como tema principal, al enfrentamiento político entre los políticos más conocidos. En la actualidad, no podemos evitar ninguno hablar del monotema que nos aturde impidiendo pensar en otra cosa. Pero ciertamente, hay más cosas que ocurren. La isla de Lesbos en Grecia, atestada de refugiados de lo que ya nadie habla, o alguno de los asuntos citados más arriba de este escrito, o simplemente desear conocer qué lugar ocupan en el mapa de Oriente Medio o donde sea, qué es eso de lo “bizantino”, o conocer qué paises hay en el Cáucaso….todo eso es necesario conocerlo primero, para después conocer su realidad actual y por último, opinar sobre los temas. El profesor Elorza, de quien no me he olvidado, hace muchas citas de lugares y situaciones en su corto artículo, dando por descontado que su público está al tanto de todo a lo que se refiere, y que posee incluso un conocimiento histórico que le permite contextualizarlo todo y comprenderlo. El profesor Elorza, en sus clases universitarias, al menos las que yo le soporté, disparaba siempre muy alto, y si no se le seguía, decía que no había interés en sus clases o que sus estudiantes eran unos fachas. Palabra.

marcelprof.wordpress.com

Todos contra Diaz Ayuso

Parece que cada vez son más los críticos contra Ayuso, la celebérrima presidenta de la Comunidad de Madrid. Durante meses, desde que se la eligió para ese cargo, son innumerables los disparates que la han estado caracterizando en el desarrollo de sus funciones. Sin embargo, como suele ser habitual en casos así, se ha estado mirando para otra parte. El primero que lo ha estado haciendo, ha sido su vicepresidente señor Aguado. Sólo basta ver las fotos en las que ambos aparecen juntos, siendo ella, la presidenta, la que está hablando, apoyada siempre en su “chuletilla”, una simple cuartilla a la que ella dirige sus ojos, a punto de salir de sus órbitas, mientras el otro, su vicepresidente, nunca mira a su jefa, él mira hacia otro lado: en contrapposto, hacia abajo, etc. el caso es no seguir con la mirada la alocución de Ayuso. Sólo basta fijarse en otros, los habituales entusiastas aplaudidores de los líderes, llámense Simancas, Lastra, García Egea o la nueva del PP, una tal Cuca Gamarra, recientemente nombrada portavoz del PP en el Congreso, en sustitución de la defenestrada Cayetana Alvarez de Toledo.

Ahora, ya todos repudian a la Ayuso, hasta el que miraba siempre hacia otro lado. Parece que se masca la tragedia de Ayuso pero nadie mira hacia el gran descubridor, el inefable Casado, que fue quien eligió a ambos talentos de su partido equivocándose en ambos casos. Con la una, la del “verso suelto”, porque amenazaba con quitarle el puesto, perversa ella pero con más talento y cualidades que el falsificador de títulos de “masters” comprados en la Juan Carlos I. Con la otra, la tal Ayuso, que tiene más inquina perversa que la misma Cayetana, pero torpe hasta el hastío.

Sí parece por tanto, que la presidenta de la Comunidad, pese a estar empleando la misma brutalidad que los negacionistas Trump, Bolsonaro, Boris Johnson, la pueden acabar descabalgando del trono que utiliza, ya que mientras los otros mandan en su pais, la de aquí sólo lo hace en una región de España, muy importante, pero tiene que tragar con todo lo que le imponga el gobierno de España. Además que la señora, se hace ganadora de todas las burlas por sus continuas barbaridades, la última de las cuales ha sido la de emplear razonamientos propios de una mente infantil, como decir que “no va a confinar todo Madrid sólo para proteger al 1% de su población”. Hay que recordar lo que dijo al principio de la pandemia, creo que fue en marzo: “si los ancianos de las residencias estaban muy graves, mejor que se quedasen en su sitio en vez de llevarles a los hospitales”, ergo, que se mueran en sus residencias y tener así libres las camas que habrían ocupado. Una auténtica bestia parda, la tal Ayuso. Para que luego digan que el más bruto en la política actual es el señor Smith, un auténtico ignorante y analfabeto funcional, que se hace fotos con el menudillo Almeida, el alcalde, al que saca tres cuartas de talla, y le debe de gustar.

Quede claro que a la Ayuso, nadie le echó en cara ese demencial brutalismo que la caracteriza, empezando por el pusilánime líder de Madrid, Gabilondo o el gran Simancas, desplazado por la “lideresa” de entonces Esperanza Aguirre, para los siguientes veinte años con el apoyo de los dos traidores del PSOE, Tamayo y Sáez, que se ausentaron de la votación en la Asamblea de Madrid. No hay que ocultar porque no se puede, que los del PSOE de Madrid, municipal y autonómico, políticamente son todos/as calamitosos, acomodados en sus puestos y sin mojarse el culo nunca. El mismo Simancas, el gran perjudicado en aquella ocasión, aceptó el enjuague y se mantuvo sumiso y así, el PP, pudo gobernar y hacer las políticas que ambos partidos querían hacer pero que el PSOE, por coherencia ideológica, no podía dirigir. El actual Gabilondo, dominado por la Metafísica, tampoco tiene cuajo para imponer cualquier tipo de iniciativa. En el caso de que la Ayuso sea defenestrada, lo será por moción de censura? No lo creo porque el PSOE; seguirá siempre con sus fobias hacia la dirección del gobierno de Madrid. Se sabrá algún día de donde le viene el miedo a gobernar Madrid al PSOE?

Lástima no poder pillar uno de los puestos que con tanta facilidad, ellos han conseguido, sin haber nunca arriesgado nada, y sin oposiciones, ni concursos de méritos. Incluso para esto último, los méritos, algunos en el PSOE y otros en el PP, los han conseguido falsificando actas o por su fidelidad al partido.

Charlie Hebdo, de nuevo atacada por el fanatismo

Hace no mucho tiempo, un profesor palestino de la Universidad de Lovaina, era entrevistado en una cadena de radio española. Sobre los yihadistas era contundente en sus afirmaciones: “son unos analfabetos en términos religiosos”. Decía que la radicalización de “ciudadanos europeos de origen magrebí”, no se debía a una falta de integración sino que, por el contrario, lo que buscaban con sus acciones aparentemente sin motivación política o religiosa, era darle sentido a una vida que no lo tiene. Siguiendo con su argumentación, añadía que “el problema con los ciudadanos de origen musulmán, es su no aceptación en Europa” Por qué? Empezando porque si son ciudadanos europeos no hay que añadir siempre “de origen magrebí, musulmán, etc” Por ello, hay que separar ambos terrenos, el político (público) y el religioso (privado), los musulmanes. De esta manera es muy dificil lograr la secularización.

El ejemplo de los yihadistas, terroristas siempre, puede ser equiparado al de los ciudadanos estadounidenses de raza negra. Desde hace algún tiempo, un ciudadano negro de ese pais, siempre que es noticia, no sólo cuando ha sido asesinado por policías, sino en otras ocasiones también, los “medios” hablan de un “afroamericano”, omitiendo que se trate de un estadounidense, un “afro” para que sepamos que se trata de un negro. Claro, todos sabemos que los primeros negros que se instalaron en USA, lo hacían portando cadenas en manos y pies, y los traían de Africa muy a su pesar, encadenados a las galeras que cruzaban el Atlántico, con la “santa misión” de ayudar a la construcción de ese pais. Por el contrario, en USA también hay estadounidenses cuya piel es blanca, rosada más bien, cuyos orígenes son variados: Irlanda, Inglaterra, Italia, etc, de Europa, pero no se dice por ello que se trate de un ciudadano angloamericano, italoamericano, o similar. Es norteamericano de pura cepa y sus orígenes en esa tierra de emigrantes, es divino. Por ello, no se comprende ese énfasis en el origen ancestral del negro americano que lleva siglos instalado en USA. Es como lo del yihadista asesino de origen magrebí, o no es así?

Tampoco se ha dicho nunca de los terroristas de ETA, que se tratara de ciudadanos católicos de origen vasco, “vascoespañoles” sería el pecado que se habría cometido caso de haberlo hecho. Extensible en este caso de los terroristas católicos vascos a los católicos del IRA, porque no olvidemos que los terroristas nacionalistas de Irlanda del Norte, eran católicos, tan fanatizados como los vascos, ambos separatistas y con relaciones entre sus respectivos “ejércitos”, contando ambos grupos terroristas con el apoyo de sus Iglesias, católicas en ambos casos.

El recurso a la religión, sigue estando de más actualidad en la política de lo que se cree.

Todo por los españoles

En este país, en el Estado, son dos maneras de referirse a España, utilizadas por aquellos a quienes cuesta horrores citar con el nombre por el que es reconocido nuestro pais en el mundo, el de España. La izquierda, cuando persiste en mantener acepciones ya trasnochadas, más propias de tiempos pasados en los que se asociaba España al bando vencedor de la guerra civil, hablaba y lo sigue haciendo de “este país”, el cual “necesita”, “se encamina”, “no puede seguir soportando….” etc. Es la persistencia del complejo, incluso del temor al qué dirán si mencionamos España. Y no me refiero a los nacionalistas, quienes tienen prohibido como si se tratase de un anatema, el nombre de España en sus declaraciones o discursos. Si hablan de España estarían reconociendo formar parte de ella, de España, y eso sí que no, hasta ahí podíamos llegar. Los nacionalistas, hablan del “Estado español”, ellos, catalanes y vascos. Nunca dicen que en “Euskadi como en el resto de España”, ocurre tal o cual, sino “Euskadi” y España, por separado o más cateto aun, “Euskadi y el Estado español”. Por cierto que lo del Estado español, es un invento de Franco y los suyos, del que luego se apropió el PCE de Carrillo, un PCE como siempre, atrasado y ensimismado con las maravillas de la URSS, que aquí deberíamos haber tenido. Discurso calcado del que utiliza el nacionalismo catalán, independentista o no.

Hay además otra acepción utilizada por la derecha, me atrevo a decir que en exclusiva, que es el de “los españoles”. Algunos ejemplos:

  • “los españoles no se merecen……”
  • “los españoles no quieren seguir oyendo hablar del tema de Cayetana…..” Recién incorporada al glosario de la derecha por ese gran hombre que es y será como sustituto de la defenestrada, Almeida, el alcalde, el que “faltaba para el duro”. Qué sabrá él, este “señorín”, con su aspecto de niño bueno y obediente, en su foto con el cavernícola de Casado. Qué sabrá él, lo que desean los españoles. No hables en mi nombre, hombrecillo….
  • las acusaciones de Sr. Casado, unas “cien mil” desde que se formara el gobierno de coalición, contra Pedro Sanchez, menos pedir la horca para el presidente, ha pedido todo lo malo.
  • pero siempre, siempre, en favor de los españoles, muy maltratados por este tirano y su gobierno social-comunista (expresión nazi – abascaliana). Un tirano que, si siguiéramos las indicaciones de Étienne de la Boétie, podríamos librarnos de sus tiranias con solo desearlo, por el simple hecho del ejercicio de nuestra libertad
  • La derecha se vale para su argumentario falaz y carente de contenidos, de las dos expresiones aquí citadas, el “tirano” Sánchez que tanto daño está haciendo a los españoles y estos, sus víctimas a quienes se está pidiendo que se manifiesten en una especie de Vindiciae contra Tirannos (1579), de Du Plessis Mornay.
  • Casado es un señor que, exclusivamente se dedica a combatir al presidente Sanchez, emulando a aquellos publicistas protestantes que, como le ocurrió a La Boétie, fueron considerados “monarcómacos” es decir, los que combatían la autoridad real a la que identificaban con la tiranía, llegando incluso clamar al regicidio. No se trata de equiparar aquí, aquellos acontecimientos de guerra civil que existían en la Francia de 1572, combatiendo protestantes contra católicos, con la brutal represión del protestantismo durante la noche de San Bartolomé, donde los católicos asesinaron a miles de protestantes. Señor Casado, se limita sólo a incendiar como sea a las víctimas españolas, que sufren los desmanes de un tirano como Sánchez, por eso hay que echarle de la Moncloa, y es todo.
  • Me olvidaba del gran Ortega Smith, el cachas de VOX, que es el único que habla de la “Nación” española, bueno oiga, pues no me parece mal, mejor que ese bodrio del Estado o el pais ya citados antes.

El día que Casado, Abascal, Almeida, se olviden de citar a los españoles como las víctimas del tirano Sánchez, y ofrezcan algo de su propia cosecha, tal vez se les pueda escuchar, porque hsta ahora, sólo se les oye. Y si les falta memoria para sus diatribas, que hagan como la inefable Ayuso, la de la mirada perdida, que utilicen un papelillo, la mitad de una cuartilla y lo lean en público. A ella, la tal Ayuso, no le da ninguna vergüenza hacerlo, lo hace siempre.

La defenestración de Cayetana

Que resultaba molesta la señora Alvarez de Toledo, ha resultado evidente, que la han cazado como a una pardilla, también, que el víbora de Teodoro, quería que esto ocurriese, está claro y que el señor Casado, el “Gran mentiroso”, puso ahí a esta señora, en ese puesto para que hiciese daño al gobierno, también. Su intento de hundir a Podemos insultando abiertamente al vicepresidente Iglesias, para así provocar una crisis gubernamental, no era algo casual. Quien haya visto las caras de García Egea y Casado en una foto aparecida en prensa, a la terminación de una intervención de la ex, regocijándose por sus palabras, aparentemente están disfrutando a la vez que hinchan el ego de Cayetana que, despreciativa en su camino al escaño, disfruta del momento. Y ellos también, pues están contando los minutos, pocos ya, que faltan para despedir a la señora Alvarez. Todo ello, dentro del contexto de recuperación de credibilidad que anhela Casado, sobre todo ante sus fracasos personales frente al éxito moderado de Feijó, en su intento de apartarse del tono violento vacuo que hasta ahora ha esgrimido el lider del PP.

A Cayetana, la pusieron en ese puesto para que hiciese daño y ella, se lo creyó, no se daba cuenta que estaba cavando su propia tumba y que ese “daño” aparente que provocaba, estaba sirviendo para que sus enemigos-amigos, el malvado Teodoro y el mentiroso Casado, se la pudieran quitar de encima en cuestión de poco tiempo. Lo primero porque se estaba aupando encima del mentiroso Casado y eso le restaba a él protagonismo como lider indiscutible y carismático dentro del PP, y eso una mujer no lo podía hacer, la muy ingenua se lo estuvo creyendo, de ahí ese mohín, cargado de desdén cuando pasa delante de “los ofidios aplaudidores”, casi despreciando sus falsos aplausos.

En el PP, ha quedado claro que la mujer, o tiene el talante que tenía Esperanza Aguirre, retorcida pero fiel y sumisa a sus jefes, o está perdida. Mujeres de “verso suelto” (sabrá alguien lo que esta figura literaria quiere decir?) no entran en los cálculos del partido. Ellos, los varones Casado, Teodoro Egea, que se han desgañitado en insultar al gobierno, acusándole de todo lo malo respecto a la crisis sanitaria, ahora resulta que a esta señora no la dejan que llame “terrorista” al padre de Iglesias. Habrá sido este el motivo por el que la han despedido, dando así la cara en favor del vice presidente? Claro que no, frente a éste y su familia existe la manada ultra nazi de los “abascales” enemigos acérrimos del gobierno social comunista, que atosigan a diario a esa familia que, también han caído en la red asesina del fanatismo reaccionario, ese que representa a esa España que nunca desapareció, a golpes de odio y malas intenciones.

Por ultimo decir que, Casado ha demostrado lo cobarde que es, como cualquier mentiroso. Un tipo con agallas no se hubiera achantado ante la ascensión de una rival – mujer a las alturas del liderazgo. Acaso él no se sentía capaz de corregir a ese “verso suelto”, y haber sabido aprovechar sus reservas de mala leche y de bilis contenida que presenta la locuaz porteña, reconduciéndolas por caminos más provechosos, sin necesidad de dar un puñetazo en la mesa? Lo dicho, pura cobardía, dejándose manejar por esos que llaman moderados dentro de su partido, para así atraerse a un electorado más del tipo “García Margallo”. Ojo con el tal Teodoro García Egea, quien aun no ha dicho la última palabra.

Trastornos mentales de la pandemia

Qué es lo que está ocurriendo en España? La situación tras el levantamiento de la alarma, no puede estar más entretenida, por emplear un término suave. Aumentan los brotes de coronavirus en algunas zonas del pais, la llamada gente joven y la no tan joven, se pasan las recomendaciones por el forro, lo que redunda en beneficio del aumento de aquellos; los ERTES están produciendo una desazón que nadie quiere asumir y lo que es peor, qué pasa con aquellos a quienes se recupera de los ERTE para incorporarlos a la vida laboral?, quien garantiza que vienen “limpios” y no están contaminados? Siempre hay algún/a papanatas que opina que se debería hacer test a todos aquellos que se incorporan al trabajo después del confinamiento, y quien paga esos tests? Por otra parte, las cifras en pérdidas económicas son de susto.

Mientras en el Congreso, el lider ultra Nazi Abascal, sigue empecinado en que hay que desalojar de la Moncloa a Sánchez. Algunos nos preguntamos que de dónde le vendrá la paranoia al lider ultra. Esa misma paranoia la tenía hasta hace unos días el otro lider, Casado que pedía todos los días la dimisión del presidente del gobierno de España, culpándole de las muertes habidas a consecuencia del Covid 19 y llamándole criminal y nos estaba robando la libertad, haciendo coro con la señora Ayuso quien presa de un trastorno psicológico, arremetía día tras día hacia el mismo presidente, acusándole de no hacerla ni caso. Y sin olvidar a la Cayetana, que no ha abandonado nunca el uso de epítetos mortíferos en su habitual elegante tono porteño. Pero eso sí, ninguno de ellos ha ofrecido nada para colaborar, sólo que en la Moncloa se produzca alguna baja. Ante esta caterva de mandarines ultra groseros y zafios en sus maneras, a uno se le olvida dirigir la mirada a otro sector que no sea el del lado derecho de la política. Acaso nadie más se merece la atención de quien escribe este texto? Pues mire Vd., los demás hacen lo que pueden y los hay que lo hacen bien, por ejemplo los nacionalistas vascos, que no sólo consigue objetivos sino que hacen política en lugar de hacer el payaso, con perdón de este noble oficio, apoyando al gobierno a llevar esta carga tan inesperada que es la pandemia y la hecatombe de la economía. Y es que los vascos nacionalistas, siempre han recurrido al pacto, la mejor forma de conseguir cosas, yo te doy si tu haces lo propio. Se negocia y avanzamos todos. Los otros en cambio, los “casados”, “nazi abascales”, “ayusos”, etc. sólo hacen ruido y mucho humo, insultan y no se quitan de la boca la españolidad de teloneros pero sin aportar nada. Son deleznables.

Aburren sobremanera la cuadrilla de “zancadilleros”, “obstaculizadores”, con sus banalidades de taberna y por ellos, no se da uno cuenta de lo que está ocurriendo, que parece no ocurre pero sí que ocurre, y todos los estamos viendo. Resulta que el rey emérito Juan Carlos I, a quien tanto debemos, se ha largado sin más, fuera de España, con permiso de quien, cómo, el rey necesita permiso? Claro así lo ve él, el mayor putero de los actuales Borbones, quien le tose, se va, se ha ido dicen que a República dominicana, y por qué? Es que no está a disposición de la justicia? Dice su abogado que no nos preocupemos, que siempre estará al servicio de España y ya está. Resulta inaudito, indignante, su comportamiento tan sucio y chulesco borbónico, podría habérsele reducido en ignominia si hubiese aguantado a pie firme las posibles actuaciones futuras de la justicia. Bueno, eso son palabras mayores, a este castizo goyesco, no le tosen a estas alturas, si no, al tiempo. Y no sólo eso, porque no se trata de pedir la cárcel para él, ni de suprimir su nombre a ciertos lugares públicos, como la Universidad Juan Carlos I, por cierto, allí donde al “lider Casado” le regalaban los “títulos” universitarios que dijo tener. No, no es eso. Lo que sí debería ser es que, Juan Carlos, otrora rey de España, respondiese y aclarase de viva voz todos sus tejemanejes dinerarios, ahí sí que tendría que ser obligado, hablar, a contar, cómo ha sido su vida, que nunca ha sido privada, cuando se es rey, no hay vida privada, pese a que él, con todo el cinismo borbónico, haya hablado de “asuntos relacionados con su vida privada”. Totalmente falso. No estamos en tiempos de la guillotina, pero este señor tiene que hablar y dar explicaciones a los españoles, a los que tanto ha “respetado” siempre.